(WPRI) – Una serie de videos que se han vuelto tendencia con un consejo para perder peso corporal se están haciendo virales en las redes sociales y han dificultado la adquisición de una medicina para la diabetes.

Se trata de los medicamentos Ozempic y Mounjaro que se usan para tratar la diabetes tipo 2 ya que se ha demostrado que las inyecciones mejoran los niveles de azúcar en la sangre así como también las funciones cardiacas. Y médicos han comenzado a recetarlas a pacientes que buscan perder peso.

“Este es un medicamento para la diabetes, pero es diferente a la insulina”, dijo el Dr. Stephen Ramírez a KENS . “Reduce el nivel de azúcar, pero hay una red de seguridad para que el nivel de azúcar de mis pacientes no baje demasiado”.

Influencers y celebridades en TikTok han publicado videos de su pérdida de peso con imágenes del antes y el después, dando crédito al medicamento. Elon Musk por ejemplo, le dio crédito a Ozempic por ayudarlo a perder 30 libras.

Adicionalmente, un comercial de la droga incluso cita la pérdida de peso como un beneficio de este medicamento, diciendo que una persona promedio podría perder hasta 12 libras.

Este entusiasmo por la medicina ha dado paso una menor oferta por lo que la Administración de Alimentos y Medicamentos agregó Ozempic a la lista de medicamentos “escasos actualmente”. Algunos pacientes han informado que han tenido que cambiar a dosis más bajas para ayudar a hacer rendir el suministro.

“En un momento tuve pacientes que esperaban al menos tres meses para recibir el medicamento inicial y eso era si pagaban en efectivo”, dijo el Dr. Ramírez. 

Si el seguro médico no lo cubre, tampoco es una forma económica de perder peso. El Dr. Ramírez dijo que un suministro de Mounjaro para un mes cuesta alrededor de $1,200 que deben salir del bolsillo del paciente y Ozempic cuesta alrededor de $875 por mes.

Ramírez espera que el suministro de medicamentos alcance la demanda. Ambos medicamentos están disponibles solo con receta médica.

Por su parte, el diario Los Angeles Times informa que este tipo de receta no autorizada de medicamentos es legal, pero que no está regulada por la FDA.

Los efectos secundarios de Ozempic y Mounjaro incluyen posible inflamación del páncreas, cambios en la visión, niveles bajos de azúcar en la sangre y problemas con los riñones y la vesícula biliar.