FRESNO, Calif. (KSEE/KGPE) – Las inundaciones ocasionadas por las recientes tormentas han dejado a algunos residentes sin saber qué hacer si sus vehículos se han dañado al estar en contacto prolongado con el agua, especialmente en el área de Merced.

Si un vehículo se sumerge por completo o parcialmente en el agua, eso podría causar daños severos y costosos a su vehículo. En el caso de ese infortunado suceso State Farm tiene una lista de todo lo que usted necesita saber.

  • Para empezar, el primer consejo es evaluar los posibles daños. Tome nota del nivel de inundación con relación a su vehículo.
  • Asegúrese de no tratar de encender un vehículo inundado, ya que esto podría ocasionar más daños si el agua hace contacto con el motor.
  • Tome acción cuanto antes, ya que su vehículo puede sufrir corrosión.
  • Trate de secar su vehículo lo más pronto posible y contacte a un servicio de grúa para retirarlo del agua.
  • El aceite, líquido de transmisión y lubricante podrían necesitar ser drenados.
  • Al mismo tiempo asegúrese de registrar el daño con su aseguradora de autos y de ser posible contactar a un mecánico automotriz para ver el alcance de los posibles daños.

Otros aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de revisar el vehículo son:

  • Aguja medidora del aceite – Específicamente para buscar gotas de agua, lo que puede significar que hay agua en el motor
  • Remover los cilindros que se hayan dañado con el agua – Revisar si tienen partes corroídas
  • Fluídos – Cambiar el aceite y fluídos de la transmisión
  • Interior del vehículo – El agua pudo haberse filtrado dentro del vehículo
  • Humedad dentro del vehículo – Utilice una aspiradora para superficies secas y húmedas para remover posibles acumulaciones de agua así como también toallas para absorber agua de espacios. También puede utilizar ventiladores o humidificadores para ayudar a secar el auto lo más pronto posible.
  • Componentes electrónicos – Estos deben ser revisados porque el agua pudo haberlos afectado.
  • Tanque y línea de gasolina – El agua podría estar presente en el tanque y des ser así este debe ser desocupado.

Los vehículos inundados podrían sufrir daños importantes, difíciles de reparar si no se toma acción con prontitud, de acuerdo con Progressive. Esto podría incluir malos olores, decoloración del interior del vehículo, óxido, ruidos inusuales, humo en el motor, y daño a los elementos eléctricos.

Dependiendo del nivel de daño el vehículo podría declararse como pérdida total.