SANTA ROSA, California, EE.UU. (AP) — Los fiscales del norte de California presentaron cargos de asesinato contra los padres de una niña de 15 meses que murió en mayo después de que ingirió fentanilo que las autoridades creen que su madre había estado usando.

The Press Democrat informa que los fiscales el jueves también acusaron a Evan Frostick, de 26 años, y a Madison Bernard, de 23, de crueldad infantil y alegaron que sus acciones causaron intencionalmente el sufrimiento de un niño.

Los investigadores creen que la niña ingirió el fentanilo tocándolo y posiblemente llevándose las manos a la boca o los ojos.

Frostick está siendo representado por la oficina del Defensor Público del Condado de Sonoma. No respondieron de inmediato un mensaje en busca de comentarios el viernes. No se supo de inmediato si Bernard tiene un abogado que pueda hablar en su nombre.