FRESNO, Calif. (KSEE/KGPE) – Un negocio local que quedó reducido a las cenizas, se enfrenta a una literal prueba de fuego.

El hijo del propietario, Víctor Balderaz, dijo que ellos están intentanto reconstruir el negocio que estaba ubicado en Pine St. y Maple Ave. en Fresno; con lo poco quedó después de que este fuera destruido por las llamas.

El aviso que dice “Jerry’s Refinishing” sigue en lo que queda de la estructura en Pine St., pero el negocio no está en funcionamiento.

Al final del callejón, el negocio ahora no es más que escombros y cenizas, pero esta relación de padre e hijo intenta revivir lo que queda.

“Sobrevivió al fuego”, dijo Balderaz, mientras sostenía una lijadora de madera que estaba intacta en su caja. Eso fue lo único que se pudo rescatar del incendio. “Huele a humo”, dijo al abrir la caja.

Ahora Víctor Balderaz planea comenzar de nuevo, esta vez, desde el garaje de su apartamento.

“Sí, este es el comienzo. Recibí una nota de mi hija que decía, ‘nunca te rindas’. Ella me motiva, ¿sabes? dijo Balderaz.

Un padre soltero, quiere seguir manteniendo a su familia, haciendo lo que mejor sabe hacer.

¿Su proyecto después del incendio? Una silla vintage de la década de 1920 en la cual fue entrevistado por nuestro equipo de noticias.

“Tuve que ponerme la camiseta porque mi padre ha cargado mucho peso todos estos años y es hora de volver a empezar”, dijo.

Sin mebargo, perder el negocio y las herramientas no apagó los esfuerzos de ambos de hacer lo que aman por aquellos que lo necesitam.

“Mis más sinceras disculpas a las personas que tenían muebles en nuestra tienda. Eso es lo que más les dolió, perder sus muebles”, dijo Balderaz entre lágrimas.

Luchando contra esas lágrimas, recuerda un proyecto en el que estaba trabajando arduamente para una clienta que nunca podrá ver el producto final.

“Una cantidad incontable de horas que estuve trabajando en ese proyecto que ya casi terminaba. Le dije a la señora ‘¡entra y míralo!’ Y ella me dijo ‘ay, no puedo ir este fin de semana’.

Luego ocurrió el incendio, que convirtió en cenizas los planes para el futuro. Para Balderaz, es una lección de vida forjada por las llamas.

“Confían en mí”, dijo. “Entonces dicen que no hay prisa. Quiero decir que quiero hacerlo lo antes posible porque quiero que me paguen, pero también quiero darles un producto de buena calidad, porque eso es lo que me enseñaron”, dijo sentado en su nuevo taller.

“Me despierto por la mañana y tengo que decirme a mí mismo, que mis habilidades no se quemaron”, dijo Balderaz.

Una vez que la silla esté terminada, él planea venderla en eBay.

Se ha creado una cuenta de GoFundMe para ayudar a Jerry’s Refinishing a recuperarse del incendio.