SAN DIEGO, Calif. (Border Report) – Un grupo de protección ambiental dice que las barreras de contención de basura en Tijuana han impedido que 73,000 libras de basura y plástico lleguen al Valle del río Tijuana al norte de la frontera.

Wildcoast con sede en Imperial Beach, California dice que gran parte de esta basura habría llegado al Océano Pacífico.

“La idea es poner más barreras de basura y tratar de evitar que bajen toneladas de plásticos”, dijo Fay Crevosshay, directora de comunicaciones y políticas de Wildcoad, compañía que instaló esa barrera de contención de basura en el 2021.

Barrera de contención instalada en un caño ubicado en Colonia Los Laureles que parece que está ayudando a prevenir que la basura fluya hacia el norte de la frontera. El sistema fue instalado por Wildcoast, un grupo ambiental con sede en Imperial Beach, California. (Cortesía: Wildcoast).

Wildcoast tiene una de estas barreras justo al norte de la frontera en un área conocida como “Smugglers Gulch”, pero su mantenimiento ha resultado ser costoso.

“Nos cuesta $2 millones limpiarlo una vez al año”, dijo. “La solución realmente está en México, es mucho más barato y ahí es donde comienza el problema y es ahí donde tenemos que detenerlo”.

Crevoshay dice que una vez que ellos recolecten más basura y plástico, tienen que encontrar una manera de reciclarlos, algo que ha desmostrado ser difícil.

El norte de Méxio carece de plantas de reciclaje y todos los materiales recolectados en ciudades como Tijuana tienen que ser enviados a 1,500 millas a distancia, a la ciudad de Toluca, cerca de la Ciudad de México, generando más cotaminación en forma de emisiones y consumo de gas por parte de los camiones que transportan los productos reciclados, añadió Crevoshay.

“Tenemos que poner plantas de reciclaje en Baja California”, dijo.

Crevoshay dice que su objetivo es instalar al menos dos de estas barreras en Tijuana para el 2024 si pueden obtener el financiamiento de empresas como Coca-Cola y otros benefactores financieros.