DETROIT (AP) — Ford está retirando del mercado más de 2.9 millones de vehículos en los Estados Unidos para solucionar un problema de transmisión que puede aumentar el riesgo de choques accidentales por “rollaway”.

El retiro cubre ciertos vehículos Escape 2013 a 2019, C-Max 2013 a 2018, Fusion 2013 a 2016, Transit Connect 2013 a 2021 y Edge 2015 a 2018.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras dice en documentos publicados el miércoles que un buje que conecta el cable de la palanca de cambios a la transmisión puede degradarse o desprenderse. Eso puede evitar que los vehículos cambien a la marcha prevista.

Un vehículo cambiado a la velocidad de estacionamiento puede estar en una velocidad diferente, lo que le permite seguir moviéndose.

Los distribuidores reemplazarán el buje y agregarán una tapa protectora. Los propietarios serán notificados por medio de una carta a partir del 27 de junio.