(NEXSTAR) – A medida que COVID-19 continúa propagándose a nivel mundial, ha comenzado un nuevo brote de virus. En Estados Unidos se han confirmado al menos dos casos de viruela del mono y se están investigando otros 50 casos posibles.

¿Cuáles son los signos y síntomas del virus raro? Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la viruela del mono es como un caso más leve de viruela.

“La principal diferencia entre los síntomas de la viruela y la viruela del simio es que la viruela del simio hace que los ganglios linfáticos se hinchen (linfadenopatía), mientras que la viruela no lo hace”, escribe el CDC.

En las primeras etapas de la infección, los síntomas incluyen:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Dolor de espalda
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Escalofríos
  • Agotamiento

Unos días después, generalmente comienza a desarrollarse una erupción, según los CDC. La erupción a menudo comienza en la cara de las personas y luego se extiende al resto del cuerpo. Las protuberancias de la erupción eventualmente formarán costras y se caerán.

Esta imagen de 1997 proporcionada por los CDC muestra el brazo derecho y el torso de un paciente, cuya piel mostraba varias lesiones debido a lo que había sido un caso activo de viruela del simio. (CDC a través de AP)

El ciclo completo de la enfermedad suele durar entre dos y cuatro semanas, dice el CDC.

La enfermedad es endémica en los animales de África, pero no suele verse fuera del continente. Hasta la fecha, la Organización Mundial de la Salud ha registrado más de 90 casos de viruela del mono en una docena de países, incluidos Gran Bretaña, España, Israel, Francia, Suiza, Estados Unidos y Australia.

No existe un tratamiento probado para la viruela del simio, dice el CDC. En África, el virus mata hasta 1 de cada 10 personas que lo contraen. Sin embargo, la mayoría de las personas se recuperan solas sin necesidad de hospitalización.

Todos los casos en el último brote global han sido leves hasta ahora.

El virus se descubrió por primera vez en una colonia de monos en 1958, de ahí su nombre. El primer caso humano se registró en 1970, dice el CDC.

Associated Press contribuyó a este informe.