CIUDAD DE MÉXICO (Informe fronterizo) — Un santuario de animales para felinos salvajes en México, que es operado por una organización benéfica de California, fue allanado por funcionarios mexicanos quienes rescataron 190 leones, tigres, jaguares y otros animales que se encuentran en “condiciones deplorables”.

La Fundación Black Jaguar-White Tiger, cuyas oficinas operan en Los Ángeles, administra el santuario donde tuvo lugar el allanamiento del 4 de julio.

Este santuario, que está ubicado en un suburbio en las afueras de la Ciudad de México, está dirigido por una figura controvertida llamada Eduardo Serio.

Eduardo Serio frente a una obra de arte original del artista Romero Britto en Hublot x Black Jaguar White Tiger Foundation Brunch en Bagatelle Restaurant el 3 de diciembre de 2016, en Miami Beach, Florida. 
(Foto de Frazer Harrison/Getty Images para Hublot of America)

Celebridades como las Kardashian, Paris Hilton y otras han donado grandes sumas de dinero a Serio para ayudar a cuidar a los leones, tigres y otros grandes felinos rescatados.

Pero PETA, Personas que velan por el rato ético de los animales, ha criticado duramente a Serio en el pasado, llamando a su operación “simplemente otro santuario falso que obtiene ganancias mediante la explotación de animales”.

Serio ahora está bajo investigación y está siendo buscado por maltrato de animales, según la Fiscalía General de México.

“Eduardo Serio, propietario de Black Jaguar-White Tiger es buscado por el abandono extremo y el maltrato de cientos de felinos salvajes”, dicen los fiscales.

La Asociación de Zoológicos, Criadores y Acuarios de México, AZCARM, publicó un tuit denunciando a Black Jaguar-White Tiger y a su operador por el “extremo abandono y maltrato de cientos de felinos que se encuentran en peligro de extinción”.

Aparte de los grandes felinos, 17 primates y dos coyotes fueron rescatados durante la redada, según los investigadores.

El productor de cine independiente Arturo Allende, quien tiene más de 3 millones de seguidores en Instagram, llamó al santuario “el infierno en la tierra para los animales”.

Durante los últimos dos años, Allende ha estado trabajando en un documental sobre el santuario Black Jaguar-White Tiger.

“Es un holocausto para los animales, es un crimen”, dice.

Los investigadores informan que tienen muchas pruebas fotográficas tomadas por extrabajadores en el sitio que muestran a “cientos de grandes felinos que viven en condiciones deplorables sin comida, atención veterinaria o espacio adecuado para moverse”.

“Muchos tienen heridas visibles, muchos de los animales se encuentran en diversos estados de desnutrición”, según información difundida por los investigadores. “Tenemos horribles testimonios de que algunos animales han sido sacrificados mientras que otros se han devorado a sí mismos para evitar morir de hambre”.

Según el sitio web de Serio, su fundación “ha estado trabajando incansablemente durante más de cuatro años para rescatar, rehabilitar y preservar animales a través de nuestra Fundación. … Trabajamos para rescatar a tantos animales necesitados por medio de misiones de rescate independientes o trabajando con el gobierno mexicano”.